Festival Rivas Flamenca: La esencia se vende en frasco pequeño

TERESA FERNANDEZ HERRERA Prensa Especializada

Son tres días. Solo tres días. Pero siempre ofrece espectáculos de primera categoría, a veces inéditos, a veces creados para ese día. Rivas Flamenca lleva mucho tiempo consolidado como uno de los que hay que tener en cuenta. Porque ofrece calidad de primera.

Este festival de 2022 se ha celebrado los días 21, 22 y 23 de abril en el auditorio Pilar Bardem de Rivas Vaciamadrid. Y para empezar, que no es poco, ha tenido un presentador de tronío. Paco Paredes, lo más versátil que ha dado La Unión. Flamencólogo, trovero, poeta, conferenciante, escritor, esencia de empatía, hijo del Niño Alfonso. De lo que no se ve muy a menudo por estos mundos del flamenco.

El primer día, el 21 de abril, un programa dedicado a los ganadores  de los concursos 2021 del Cante de las Minas de La Unión. Amparo la Repompilla Lámpara Minera, Álvaro Martinete Bordón Minero,  Paula Rodríguez Premio Desplante y Lara Wong Premio Filón.

La gitana malagueña Amparo Heredia la Repompilla es hija y sobrina de grandes cantaoras e hija del guitarrista Luis Heredia. Curiosamente empezó su carrera de adolescente, en Estados Unidos. Cuando regresa a España debuta en el tablao madrileño Casa Patas, – justo en estos días lamentamos su desaparición definitiva junto a la mítica sala de cante García Lorca- ha cantado para un buen número de espectáculos de baile. Tiene docenas de premios. En la Unión, reincidente, empezó a presentarse en 2015, donde ganó premios por seguiriyas y tarantos. El que la sigue la consigue y la consiguió por fin, la Lámpara Minera el año pasado.

Álvaro Martinete nacido en la vega de Granada, a su joven edad de veintisiete años tiene ya una trayectoria notable como guitarrista de concierto y de acompañamiento. Granada es tierra de guitarristas. Álvaro ya se quedó en puertas en 2019 y tres meses más tarde ganó el premio de la guitarra en el Concurso Nacional de Córdoba. Cuando gana el preciado Bordón Minero en agosto pasado, ya llevaba un buen montón de premios en su mochila. Es uno de los jóvenes valores de la guitarra flamenca, a saber hasta dónde puede llegar, pero seguro que lejos.

Paula Rodríguez es una santanderina sin raíces flamencas, que ya de niña empezó a formarse en danza clásica y contemporánea. Vino a Madrid para formarse en danza flamenca en el mejor sitio de la capital, la Escuela Amor de Dios, donde entre otros tuvo como maestros al gran Alfonso Losa y a María Juncal. Ya ha creado espectáculos propios y es bailaora titular del tablao madrileño Cardamomo. Ya vemos donde está a sus treinta y dos años. Todo un logro, para ella no parece haber competencia.

Y Lara Wong canadiense con rasgos y apellido asiáticos, una maestra de la flauta travesera y el bansuri, la dulce flauta india compañera del yoga. Dijimos de ella el verano pasado cuando ganó en La Unión:

Ganar en este concurso era como poner una pica en Flandes, dudo que ella sepa lo que significa eso, pero ganó, la puso. Ni ella se lo creía, aunque currárselo se lo había currado bien, con constancia y paciencia asiáticas. Ella estudió cante durante años con María José Pérez, para mejorar su técnica tocando la flauta, con ella se acercó a los cantes por levantica y fandango minero.  Dijo entonces: Me enamoré de los cantes de Levante y los trasladé a la flauta como si estuviera cantando; esto es un sueño hecho realidad. Como soy extranjera pensaba que esto sería imposible, pero siempre soñé con este momento.

En Rivas todos ellos levantaron aplausos hasta de las piedras, con ese programa cien por cien por palos flamencos con historia.

22 de abril.  Rancapino Chico, Jesús Méndez, Amalia Andújar y Miguel Tena al cante. Del Puerto de Chiclana de la Frontera, de Jerez, de La Puebla de Cazalla provincia de Sevilla y de Badajoz, menuda representación del cante flamenco, todos ellos con pedigrí de lo más jondo y con currículos de escándalo. Las guitarras de Patrocinio Hijo y Antonio Higuero, grandísimas guitarras de Córdoba y Jerez de la Frontera; Juan Antonio Sánchez, pianista y compositor de Córdoba; Juanma Ruiz, bajo, de la mismísima tierra del fandango, Huelva. Percusión Patrocinio Cámara; los coros a cargo de Ana y Alicia Hernández; al baile José Belmonte y Estrella Terrón y las palmas ¿podían faltar las palmas, el compás más genuino del flamenco? para las palmas ahí estaban Manuel Vinaza, Tate Núñez y Carlos Grilo, palmeros de Jerez.

Casi el mayor espectáculo del mundo, del mundo flamenco. Casi una jam session flamenca; casi una orquesta con cante de lo más jondo. Un espectáculo diseñado para una noche de Rivas Flamenca. ¿Puede darse un espectáculo con mayor duende y jondura? No hay nada imposible, pero difícil. Una noche del sur en la Comunidad de Madrid. Que por algo Madrid es la capital del flamenco de España. Y Rivas es Madrid.

23 de abril. Día del libro, día para el recuerdo de Miguel de Cervantes y William Shakespeare.

Para el último día de Rivas Flamenca un espectáculo con alma. Alma de Sara Baras. De San Fernando tenía que ser, de la Isla de León, verdugo de la Grande Armée de Napoleón, la que hizo imposible el triunfo del asedio a Cái. De la tierra isleña de Camarón de la Isla. Alumna desde la infancia de su madre Concha Baras. Bailaora y coreógrafa reconocida y admirada mundialmente, con una trayectoria artística que lleva recuerdos de Manuel Morao, Enrique Morente, Antonio Ruiz Soler y sobre todo de ella misma. No hay muchos currículos como el suyo. Puede verse en internet, aquí no tenemos tanto espacio.

Alma se estrenó el 16 de diciembre de 2021 en el Teatro de la Maestranza de Sevilla y volverá a Madrid, a la Sala Roja de los Teatros del Canal el próximo 8 de septiembre. Pero en su itinerario triunfal ha pasado por el Festival de Rivas, como testimonio de la importancia de este festival. La barriada madrileña pasa por delante del templo de la danza de la Comunidad de Madrid.

Dice Sara de este espectáculo:

“Alma” es un abrazo enorme, donde el flamenco abraza al bolero, y el bolero se deja abrazar por el flamenco. “Alma” es una creación de una marca singular, de una forma de entender la vida y llevarlo a compás, de componer todo alrededor de una manera de contemplar el mundo desde músicas totalmente nuevas con sonidos de siempre adaptados a los palos más tradicionales del flamenco. Baile, música, vestuario, luces, texturas, el sabor de lo auténtico en el tiempo actual. Flamencos con alma de bolero..

Ficha artística:

Sara Baras, espectáculo Alma.

David de Jacoba y Rubio de Pruna cante.

Chula García, Charo Pedraja, Daniel Saltares, Cristina Aldón, Noelia Vilches y Marta Troya, cuerpo de baile.

Keko Valdomero y Miguel Martínez, guitarras.

Antón Suárez y Manuel Muñoz, percusión.

Diego Villegas, saxofón, armónica y flauta.

Termino como empecé: La esencia se vende en frasco pequeño. Como en Rivas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.