¿Hasta dónde se debe ceder en las relaciones?

Rossi Er
Columnista

A veces es necesario  hacer un alto en nuestra cotidianidad, concientizarnos y reflexionar para tratar de mejorar, cambiar o modificar aquellas actitudes negativas que afecten  nuestra relación con los  demás, con  nuestra  familia o la pareja, nuestro entorno  social, laboral o familiar, pero guardando  el respeto por nuestra  esencia, por aquello que nos  define y nos da nuestra  identidad como individuos y seres humanos  con  derechos a sentir, pensar  y  actuar con  libertad  e  independencia.

NO es sano ceder en todo  solo  por  complacer  a  los  demás.

NO podemos, ni debemos dejarnos   manipular  para   obtener  un  amor  condicionado, una  falsa sensación de comodidad , solo por el temor a los cambios, ya que esto no solo nos hará sentir frustrados e inseguros de nuestras capacidades y criterio si no que nos anulará como personas, poco a poco, inexorablemente.

Además, ceder demasiado ante las exigencias de los demás,  implica una serie de cosas  muy  negativas: Se pierde   la  autoridad, la  autoestima, la  admiración, el respeto de  nuestra  familia y de  los que nos rodean, y todos  somos conocedores de  que  cuando  se pierde el respeto y la admiración  hacia  otra  persona,  las  relaciones se deterioran tarde o temprano. Hay que dialogar, transigir y modificar, pero desde una actitud sana  y equilibrada  para  todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .