NUTRICIÓN: Hábitos Alimenticios y Actividad Física para estar saludables por dentro y por fuera

JAVIER ÁVALOS CARRILLO

Seguir una Dieta Mediterránea nos puede aportar una serie de beneficios para nuestra salud, básicamente previene enfermedades cardiovasculares.

El aporte alto de grasas monoinsaturadas, equilibrio en ácidos grasos esenciales, bajas ingestas de grasas saturadas y un consumo elevado de frutas y verduras, pueden ofrecernos una diversidad de efectos positivos para nuestra salud. Nos interesa reducir los niveles de colesterol en sangre, la presión arterial, fortalecer el sistema inmunológico…

la alimentación asociada a una vida activa en la práctica de ejercicio físico, un sueño reparador y mantener relaciones sociales, retrasa la aparición de patologías tipo osteoporosis, obesidad…

El estudio Predimed evalúa los efectos beneficiosos de una dieta de estilo mediterráneo suplementada con aceite de oliva virgen o frutos secos, frente a una dieta baja en grasa.

Se ha observado que para prevenir la enfermedad cardiovascular no es necesario bajar drásticamente el consumo de grasas, sino mejorar la calidad de éstas. Este tipo de alimentación , sería una herramienta fundamental para manejar el “Síndrome Metabólico”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .