PLANETA LITERARIO: AMÉRICA SANTIAGO

América Santiago – CHILE

Nuestra invitada en PLANETA LITERARIO es una destacada Intelectual y Escritora además de Propietaria Directora Ejecutiva, Productora y Locutora de uno de los medios de comunicación cultural más connotados de Chile como es Radio Satélitevisión y Américavisión, se trata de la Señora América Santiago, quien por segunda vez nos acompaña aqui gracias a sus prolíficas obras literarias que nos gusta y agrada a los sentidos porque ella cuando escribe lo hace con el corazón.

America escribe desde hace muchos años, a continuación algunos de sus escritos, Todos con Derechos reservados de autor.

DIVAGACIÓN DE TRANSICIÓN

Cuando mis ojos ya no logren distinguir la curva de las montañas ni la bella flor mecida por el viento solitario.

Cuando los día sean largas agonías, oscuros, afligidos y desgastados tiempos.

Cuando mis manos a tientas recorran tu rostro para reconocer tu venerada sonrisa.

Cuando mi cuerpo no tenga fuerzas para bailar un vals ni tenga memoria para recordar tu nombre ni el mío,

será entonces cuando no necesite ojos para caminar hacia la luz, ni brazos que me sostengan para avanzar a mi destino final y principio del infinito.

INCLINO MI ROSTRO

Inclino mi rostro
para cerrar mis ojos y recordarte.
Inclino mi rostro
para susurrar los “te quiero” sin verte.
Inclino mi rostro
para orar por ti y por mí, en mi presente.
Inclino mi rostro
para acariciar a un niño de mirada inocente.
Inclino mi rostro
para meditar bajo un cielo que atardece.
Inclino mi rostro
para musitar un canto que a mi alma entristece.
Inclino mi rostro
para besar la flor que mustia yace.
Inclino mi rostro
para observar mis manos que laboriosas languidecen.
Inclino mi rostro
para contemplar mis pies con historias de caminos suaves y agrestes.
Inclino mi rostro
para servir la mesa con los alimentos que a Dios se agradece.
Inclino mi rostro
para cultivar la tierra que generosos frutos nos ofrece.
Inclino mi rostro
para amasar el pan que abundancia da en el día que amanece.
Inclino mi rostro
para estrechar contra mi pecho a quien de melancolía padece.
Inclino mi rostro
para comulgar con la vida, amar sin medida y dar con creces.
Inclino mi rostro
para besar tu boca bajo el tintinear de estrellas en la noche.
Inclino mi rostro
para consagrarme al hombre con un profundo ¡TE QUIERO!

QUIERO…

Quiero arrancar de mi alma los dolores eternos,
caminar por la vida sonriendo en un sentir pleno,
descubrir entre la gente la mirada del hombre sincero,
y abrazar al amigo en silencio, en días negros.
Quiero creer que los odios del hombre son tan sólo un mal sueño,
que la tierra es un colorido jardín en equilibrio completo,
que la oración de inocentes vencerá al temerario tirano,
y la paz en tibia brisa sembrará amor entre los humanos.
Quiero ver los desiertos cubiertos de flores y frutos benditos,
que desaparezcan las mentes estrechas y en hermandad fundidos,
elevar voces fervientes que convierta al malo en bueno,
y el planeta en el hogar más bello en manifiesta paz y dorado centeno.
Este es mi sentir utópico liberado al universo, engendrado para dar luz a un sueño feliz, nacido en la inconsciencia de un consciente sin lógica ni matiz, subrayado en versos y besos no confesos.

SENDEROS AGRIOS

Camino por senderos agrios,
teñidos de vientos negros
con turbulencias inevitables
que arremolinan mi alma
y pensamientos.
Araño la tierra
aferrándome a piedras movedizas,
ellas implacables
quieren arrastrarme al abismo
sin piedad y con fría indiferencia.
Lágrimas frías
con desencanto desencajado
consume mi alma en dolor callado,
perdonando a ofensores, necios e ingratos,
agradeciendo a sabios y a bienhechores.

La vida es….

La vida es reina y señora de los tiempos.
Reverdece nuestro campo colmándonos de frutos,
saciándonos el hambre, sed y placeres.
Pero así como la vida nos da,
también nos acecha y quita la cosecha.
Juega con nuestra frágil existencia,
somos peones a su antojo,
y cuando la reina vida disponga,
el hombre sucumbirá ante el destino odioso.

SERÉ LO QUE SERÉ

Seré polvo, piedras y la hiedra fiel,
seré femenina tierra esperando los pasos de él.
Seré polen perpetuado en los campos floridos,
seré viento alegre girando los molinos.
Seré luz que reviva la flor mustia,
seré beso que anime al árbol en su callada angustia.
Seré soledad que despierte el instinto de apareo,
seré azul mariposa danzante en ágiles aleteos.
Seré flor de maravilla iluminando valles dorados,
seré cactus florido surgiendo entre peñascos olvidados.
Seré llanto feliz en cada niño que nace,
seré parte de todo lo que Dios dispone, bendice y hace.
Seré lo que seré …
cuando sobre la blanca piedra quede grabado
“AQUÍ YACE”
Yo sonreiré radiante en mi sublime estado
al unirme con los siglos de los siglos
suspirando vida en el infinito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .