PLANETA LITERARIO: CLARA FERNÁNDEZ GARCÍA.

Clara Fernández García

Hoy en PLANETA LITERARIO nos complacemos en presentarles a una joven y talentosa escritora Española: Clara Fernández García, de sólo 19 años quien esta convencida que la vida no se mide en años, sino en experiencias. Clara actualmente esta en el segundo año de carrera en un doble grado de Ingeniería de Edificación + ADE, no suena a mucha aventura pero le gustan de retos que gracias a la seguridad de si misma que tiene y es muy alta aunado a su ingenio y ambición siempre la impulsan a más. Así mismo, tiene su lado artístico: toca el piano y baila desde pequeñita, de hecho, siempre a considerado a la música su mejor amiga. Pinta y le apasiona la fotografía y los videomontajes descubriendo en estos donde puede reflejar su creatividad e imaginación.

Clara escribe desde hace mucho tiempo, y suele sacarnos a sus lectores sin lugar a duda más de una exclamación, y ahora en su nueva faceta como columnista en donde escribe “sin filtros” es decir sin censuras sin miedo a tocar temas que otros no se atrevan a tocar. Cuando le preguntamos acerca de escribir nos manifesto:  “Llevo mucho tiempo queriendolo hacer, pero quizá antes no había reunido el esfuerzo e interés necesario hasta hoy, la fábrica de esto es la imaginación y creatividad, pero sobretodo, la perseverancia. No rendirse”. A continuación y sin más preambulos sus obras todas con derechos reservados:

CUENTO PARA UNA PRINCESA

Lo que cuesta merece la pena, y lo que merece la pena cuesta. Es así. Y lo cuidarás tanto como lo quieras, y te obsesionarás tanto que será en lo único que pienses. Y te llamarán loca o paranoica. Que digan lo que quieran que mi felicidad va primero, aunque no a veces es el camino más fácil. Ellos que sabrán. Solo dicen, no actúan. Solo ladran, no muerden. No tienen conocimiento de los baches con los que la vida te enfrenta. Pero qué más da, princesa, tú vives en tu cuento de hadas. Tus baches están hechos de nube y los perros ni ladran ni muerden. Tus problemas tienen un toque dulce y los nuestros un toque amargo con esencia agridulce. Tropezarás siempre con la misma baldosa mal colocada de tu palacio, pero qué más da, eres la princesa. Nosotros tropezaremos una y otra vez con la misma roca. Tal vez aprendamos o tal vez no, pero al final acabaremos aceptando a la roca, y la roca será nuestra amiga, nuestra amiga agridulce. Y aprenderemos de ella como un niño de un sabio, como un alumno de un profesor, o como nosotros de la roca. Pero nunca dejaremos de tropezarnos con ella y nunca dejaremos de aprender de ella. Llamaremos a la roca Vida. Vida es ahora nuestro pan de cada día. Todas las mañanas la maquillamos para que sea más bonita, más dulce, como tus nubes, princesa. Pero nuestra roca Vida es más dura que ellas.

Que ironía. A veces confundo a Vida con tu baldosa, y recuerdo aquella vez que fui princesa, antes que tú. Y tu baldosa era mía también. Todavía la recuerdo. No era una baldosa dura, era una baldosa suave, y podías recostarte en ella y soñar con angelitos.

Probablemente tú también veas a baldosa así, y la cuidarás y te obsesionarás tanto que te llamarán loca o paranoica. Pero aférrate a ella mientras que puedas, princesa, algún día serás reina y baldosa será de otra niña que vivirá felizmente en su palacio, y entonces te tropezarás con Vida. Tardarás en acostumbrarte a verla, y te tropezarás con ella varias veces, Echarás de menos a baldosa. Pero pronto te harás amiga de la roca. Entonces, y sólo entonces, podrás contarle este cuento a otra princesa, y te alegrarás de haber conocido a Vida, a la bonita pero a veces dura vida. 3 de Junio de 2016

PEDACITO DE ESPERANZA

Haciendo equilibrio en la cuerda floja, sobre el desastre, al límite de rendirme pero te juro que no me rindo, por mucho que pinche la espada, por mucho que aplaste la pared, sabes que solo tiene que pasar el tiempo, para que la pared se derrumbe y la hoja de la espada se desgaste. Y es que, ni aún el límite tendiendo a cero llega a él, se acerca pero no llega, y ese espacio tan pequeño hasta el cero es suficiente esperanza para no caer de la cuerda floja, para no rendirse. 5 de Marzo de 2019

PEDACITO DE LIBERTAD

Ella es libre,
es ese último rayo de sol
en un atardecer en la playa,
qué buscas su calor,
qué quema que da gusto.
Ella es adrenalina sublime,
como la que sientes
al tirarte en paracaídas,
adictiva pero aterradora a la vez.
Es un torbellino,
un tornado de sentimientos en tu estómago
que se te hacen nudo y te desnudan ante ella.
Es magia.
Es esa fuerza y valentía
que sacas cuando todo va mal,
ese último calo que le das a un cigarro
antes de dejarlo.
Ella es la que baila sola en el club
 y se vuelve a casa con 5 rosas,
pero en realidad nunca está sola.
11 de Abril de 2020                               

DEMONIOS Y ÁNGELES

Carita de ángel, mente perversa.
Mosquita muerta enterrada entre sus demonios
con más locura que mil manicomios.
El Diablo viste de prada esta noche,
y deslumbra más que mil ángeles en el cielo.
Deslumbra y cega y engaña.
Esa sonrisa tan inocente y esos ojos brillantes,
provocan hipnosis en su mirada mefistofélica,
sin tan siquiera haber probado el vino.
Síndrome de Estocolmo;
quién pudiera caer en esa jaula y dejar que le mordieran.
Al paraíso o al infierno, da lo mismo,
pero que el fin del mundo nos pille de la mano.
De tu mano, mi “ángel”, ya que bien sabes disfrazarte,
pues más me vale Diablo conocido que ángel por conocer,
y es que tus abrazos se sienten como en casa.
Vivamos hoy en el infierno pues, juguemos con fuego.
Mañana ya veremos.
23 de Mayo de 2020

CUIDADO, MARINERO.

Sirenas.
¿Te acuerda de ellas?
De los cuentos que te leían tus padres 
en la cama, mientras te quedabas dormido.
Siguen vivas  esas sirenas,
ándate con cuidado marinero,
no te vayan a pescar ellas a tí,
que se conocen de sobra el anzuelo que necesitan
para que te quedes para siempre en la mar,
para atravesar tu corazón con ese anzuelo.
Pero ahora tú sólo eres un pez más para ellas.
Hay muchos peces en el mar, marinero,
pero pocas sirenas como ella.
Así que acuérdate de ella cuando te duermas,
y deja que te cuenten el cuento hasta el final,
final feliz,
no te quedes dormido antes de tiempo,
que la pierdes para siempre marinero,
y no gastará más anzuelos. 
5 de Marzo de 2019

undefined

CAFÉ CON EXCUSA

08:06
Café con leche del puestecito del metro.
Ojeras amargas, curadas a sorbos,
ardor en los labios, y el último sorbo el más dulce.
18:30
una brisa deliciosa que acaricia la piel y una risa cómplice que acaricia al corazón.
Dos cappuccinos que descansan sobre la mesa
entre conversaciones largas y tendidas,
atardece en la Plaza de la Independencia
mientras dos viejas almas conocidas se vuelven a sonreír.
04:35
Café solo, bien cargado, y agua tibia al rostro.
Más vale tarde que nunca,
inyectarse dos meses de clases en una noche suena bien.
Madrugadas de flexo y de lágrimas de arrepentimiento.
“Que sea lo que Dios quiera”,
con chuletas con sabor a pecado en los bolsillos.
Si la suerte está de tu lado quizá llegues al suficiente,
pero qué ironía que ni crees en Dios, ni crees en la suerte.
23:39
Paranoia al intentar descifrar una jaula de grillos,
cara a cara con un demente con cara de Póker,
sonríe con las manos manchadas de sangre y esposadas.
Otro Café largo, pues espera una larga noche.
Interrogatorios entre regalices,
y el detenido no suelta prenda.
Cafeína y azúcar en vena,
y de pronto es el detenido el que hace las preguntas.
0.75
Ojos café
y piel color café con leche.
Esos ojos de leopardo que te cautivan
que a la luz del sol se transforman en color miel,
la miel en tus labios al verla a ella,
que ni con 0.75 de Dioptría,
ni con la Dioptría más alta del mundo,
confundirías sus ojos con otros cualesquiera.
10:15
Café con avellana
entre clase y clase,ç
con tu mejor amigo, tu amor platónico.
Boca cerrada pero tus ojos bien abiertos,
es el niño de tus ojos
y se te sale el corazón del pecho.
Te prometiste que hoy sería el día en que abrirías la boca,
pero no la abres.
Para él tú también eres ese amor platónico
para el cual no encuentra las agallas
de hacerlo correspondido,
ni las ha encontrado después de un año,
pero no lo sabes,
y quién sabe si algún día será correspondido.
11:11
Elixir.
Ojos cerrados con el primer sorbo.
Sensación.
Placer.
Aroma a Café que impregna la casa entera.
Regusto.
Sábado calmado de Café y periódico.
Privilegio.
Olor a césped recién cortado, cálida luz solar.
Paz.
Café con excusa,
excusa de disfrutar de los pequeños momentos.
23 de Mayo de 2020

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .