PLANETA LITERARIO: Francisco A. Beltrán Mejia.

Francisco A. Beltrán Mejia
EL SALVADOR

En PLaneta Literario nos complacemos en presentar desde El Salvador al escritor y poeta Francisco Adalberto Beltrán Mejia cuyo seudónimo es Frank “Leo” B.

Francisco, nació en la ciudad de San salvador en el año de 1964 y aunque su oficio también tiene que ver con el arte en este caso es el de la tapicería. No logró concluir sus estudios universitarios en Psicología, Sociología y Filosofia pero hoy se siente muy afortunado y bendecido con su familia.

Francisco tiene ya 4 años escribiendo y desde hace dos años comienza a publicar sus escritos: poemas e historias sobre diversas vivencias. Sin más preámbulos os presentamos una serie de sus trabajos literarios todos con derechos reservados.

FRÍO DEL ALMA

Esta tarde no pensaba salir de este lugar en el cual llevo solo unos días viviendo, pues una ventisca gélida me hacía desistir de abandonar la calidez de la chimenea en la sala de aquella vetusta pero cómoda estancia ubicada al borde del pueblo, también rústico pero lleno de esa esencia que complementa al alma cuando las personas viven felices con lo que tienen y con natural espontaneidad te saludan como si te conocieran de hace años.

No pensaba salir… pero lo hice! pues la soledad no es muy fructífera en periodos largos, por lo tanto y así sin más salté del cómodo sofá, me abrigué bien y me dispuse a visitar aquel lugar(una fonda de estilo colonial) que había visto en el camino desde el auto al venir hacia acá .

Era fin de semana y lo más probable es que estuviera lleno de visitantes -pensé en el trayecto- sin embargo fue grande y grata a la vez mi sorpresa al llegar, pues no había en él, más de la mitad de las personas que, en un día como este podía albergar; debo confesar que no soy asiduo de los lugares bulliciosos y atiborrados de gente .

Al entrar me dirigí a un rincón algo apartado pero con vista hacia afuera, la mesera me saludó con natural espontaneidad, pedí una cerveza y me preparé a pasar un agradable momento disfrutando de románticas melodías , el clima fresquisimo y la atmósfera con sabor a bohemía en este entorno que provoca el “elixir de los dioses” al traer a la mente añoranzas y nostalgias, amores pasados y otros que no pudieron ser, e incluso recuerdos pueriles y de la adolescencia que te persiguen siempre, tengas la edad que tengas …

Ensimismado en esas ideas estaba cuando la ví…se encontraba en una mesa no muy lejos de la mía, en ese momento mis ojos se enfocaron solo en su belleza física y su porte elegante pues según logré observar, en aquella dama de gestos graciosos y mirada sensual se escondía una diva, perversa e ingenua a la vez . Su cabello, lacio y negro azabache junto a sus ojos también del mismo color, hacían un bello contraste con la blusa color vino y la bufanda gris que llevaba puestas; un pantalón de mezclilla de un tono azul océano” y unas botas negras terminaban de adornar el cuerpo esbelto de aquella “diosa” ( pido disculpas si el calificativo os parece desacertado o emblemático en demasía, pero yo, un romántico bohemio y quizá golfo en tiempos pasados, soy un admirador de la belleza natural en la mujer -me refiero a sus maneras finas de comportarse en público o en privado al interactuar con elegancia y decoro – de sus encantos innatos , sus gestos y de la belleza de su espíritu cuando ellas deciden realzar su diafana alma y su bondadoso corazón pero siempre con prudencia y respeto propio.)

No sé cómo se percató que tenía yo, la mirada fija en ella (supongo que fué ese sexto sentido tan afamado que se dice ellas poseen) pues de pronto alzó sus ojos y su mirada se posó en mí provocando y haciéndome sentir como un vulgar fisgon atrapado infraganti en el preciso momento de urgar” con mi vista sin permiso alguno, sus hermosas y atractivas formas , sin embargo mi reacción pasó en un segundo, de vergüenza a una agradable sorpresa, al ver que su bello rostro me sonreía al parecer invitandome a abordarla de alguna manera.

Quedé atónito y debo admitir que todo mi ser se estremeció de pies a cabeza al sentir una especie de “espontánea empatía” con aquella musa”! Se supone que en esta clase de lugares es donde menos esperas encontrarte con un sentimiento sincero en cuestiones del amor, sin embargo y sorpresivamente, el destino y el universo nos juegan misteriosos episodios que pueden marcarnos la vida, positiva o negativamente según sea nuestro estado anímico y la manera de reaccionar en ese momento.
Le respondí su gesto tambien con una sonrisa y fué entonces que percibi en sus bellos ojos una profunda tristeza, su expresión denotaba que venia de pasar por una experiencia negativa quizá en el amor al igual que yo. Nunca he sido de dejarme llevar solo por la primera impresión y debo agregar que dado a que soy cauto en estos menesteres, poseo una tendencia a esperar que las cosas se sucedan solas y darle tiempo al tiempo para que no me gane la emoción del momento o los traicioneros” efectos del licor, mas debo admitir esta “Afrodita” tiene un “no sé qué ” y aunque pareciera una frase trillada, siento una extraña conexión con ella y es precisamente esa sensación lo que me impulsa en un gentil ademán a alzar mi vaso en un brindis a la distancia por este encuentro e insinuarle así que deseo invitarle o ser invitado por ella a compartir la mesa y pues , quien sabe, quizá también alguna historia en común .

UNA “LEYENDA URBANA” CON UNA HISTORIA REAL..

(1era. Parte)

Era de noche y hacía mucho frío; iba yo en mi auto, recién me había despedido de unos amigos con los que estuve departiendo debido a una celebración por el cumpleaños de uno de ellos.

Conducía con precaución pues la tarde se nos hizo larga. La carretera estaba vacía y era casi media noche; una densa niebla impedía un poco la visibilidad, sin embargo… logré verla…

Me percaté de su presencia pues llevaba las luces altas”; caminaba ella a un lado de la carretera como una autómata en vestido de fiesta, tacones y un abrigo al hombro.
Lo primero que vino a mi mente fue la interrogante lógica:. “¿ Que hace una chica sóla en este lugar, con este clima y a estas horas” ?…
Al pasar cerca suyo disminui la velocidad y soslayando tabúes y desconfianza alguna, me asomé por la ventana para preguntarle qué era lo que le había ocurrido; al estar cerca observé que se trataba de una mujer madura’ muy hermosa y pude a la vez, deducir que también venía de alguna reunión social, pero, y su auto?… Seguramente se le descompuso en el camino y al no encontrar ayuda inmediata se decidió a caminar( me dije a mi mismo).

Hube de preguntar nuevamente pues ella sólo me volvió a ver sin contestar.
Dejando a un lado el “terror teatral” que sugieren las leyendas e historias nocturnas en caminos solitarios, frené unos metros adelante y fue quizá esa acción lo que hizo que aquella dama se detuviera a mi lado atinando sólo a decir : “hace mucho frío”…
Los “fantasmas” (me dije) no tiritan’ de frío”; así pues, salvando el escalofrío de la primera impresión y abriendo la puerta del auto le dije: “sube, estos lugares no son fiables y menos de noche, si me lo permites yo te llevo al lugar que tú dispongas…puedes confiar en mí; me precio de ser un caballero, además (añadí tontamente, mostrándole mi anillo de compromiso) soy casado”…

Ella esbozó una tenue sonrisa que por cierto no ocultó el disgusto que seguramente había tenido con quien la había puesto en aquella situación.
“Yo no hice nada malo” me dijo al momento de abordar y cerrar la puerta, con un dejo de culpa o talvez de decepción. “Oye, le dije, no es preciso que me cuentes qué o quien te ha traído aquí a estas horas, lo importante por ahora es que te calmes y te sientas segura”…
“Es que yo no le dije ni hice nada malo” me dijo mientras una lágrima rodaba por su mejilla y se acomodaba en el asiento y recostaba su cabeza en el lateral; “no te inquietes, le respondí, hay gente rara en este mundo que actúan de manera incoherente bajo ciertas circunstancias, tú no debes ya de pensar en eso, trata de descansar, pronto entraremos a la ciudad y yo te dejo donde tú me indiques” …”es que no deseo volver con él, es un sujeto engreído y violento y con unos tragos encima se pone peor…quise darnos otra oportunidad, la última, pero lo hechó a perder!!…nunca pensé que por querer bailar un par de ‘cumbias’ me hubiera tildado de una cualquiera, aduciendo que ese ritmo incita a las mujeres a deshinibirse más de la cuenta”. (“Pobre estúpido anormal y acomplejado, “me dije”)…
Espera!! Fue ése el motivo de esta situación? Le pregunté… “sí, y al salir de la fiesta, él iba hecho una fiera y simplemente me bajó casi a empellones dejándome abandonada cerca de donde tú me recogiste”…
“Escucha- le dije- son cosas que pasan, lo importante es que ya estás a salvo…¡ Mira, allí adelante hay lo que parece ser un restaurante, que te parece si te convido a beber un café? Así podrás contarme con mas calma tu desventura de esta noche, que dices? …
Una afable sonrisa apareció en su bello rostro y, mirándome salerosa con sus ojos de ébano en un gesto inusual de confianza me respondió: “olvida el café, mejor invítame un trago”…

Continuará…

ME CONFIRMO EN SU DESNUDEZ

Porque en ella están unidos, los deseos secretos, las ansias desmedidas Y en sus rincones se encuentra, la fragancia escondida, su olor, su esencia, su perfume innato... Que me hace divagar , logrando extasiar a mi olfato!! 

Y es en sus formas que mis manos encuentran, la belleza moldeada con profundo tino, Sus curvas los sitios donde mis ojos centran... Cada parte, cada pliegue, de su cuerpo fino!!

Ella que siempre,sin hablar, sin una palabra decir, puede en mi mente adivinar lo que quiero...  
Quizá sin planearlo y aún sin esmero, logra en cuestión de segundos volverme loco, deseando nunca ni por asomo prescindir, de acariciar su piel como yo gusto : así, poco a poco..  

Pues aún sin pretender ser, una diosa, talvez una musa Ya es ella la única intrusa...  

Que me tiene cautivo, siempre a su merced !  

Sus manos, ahhh, sus suaves manos!! Que saben de acariciar, que aprendieron a tocar las que en mi anatomía toda, saben volar... Con tacto de Afrodita, hasta hacerme jadear!!  

Ignoro si es hechizo, o se tratase de un embrujo... 

Solo de esto estoy seguro,lo confiezo sin ningún tapujo...  

Que cuando mi cuerpo completo sus manos surcan... Despiertan en mis sentidos, el placer que buscan!!  

Una diva, tan pequeña,tan ingenua y a la vez diestra, a quien yo enseñé desde el primer día, esa noche en que por vez primera fue mía...  

A palpar, a sentir, a ser en la intimidad una maestra!!  

Ella a quien tomé y fué mujer en mis brazos, pues no sabía de hombre, ingnoraba de besos...  

La hembra de quién conozco cada milímetro de sus trazos, es quien me atrapó, en la exquisitez de sus excesos.  

No sé cómo le hace para tenerme como un pebete !! Quizá sea su voz o talvez su natural encanto, puede que sea su sensualidad que como un manto, me envuelve y aprisiona... como a oreja un arete !!
undefined

VETE, Y NO MIRES HACIA ATRÁS...

Sé muy bien vida mía que pronto me dejarás... 

Que el momento llegará en que de nuevo partirás, y sé que de nada sirve pedirte que te quedes; Pues si no eres feliz a mi lado, entonces, irte debes.

No voy a preguntar, mucho menos a suplicar... Sobre motivos o pretextos, que a dejarme así te mueven.

Ya que no necesita excusas quien no está a gusto, en un lugar y con alguien, que quizá le cause disgusto.

Sin embargo saber requiero, aún a mi pesar. 
Si existe razón alguna, para que mis brazos te esperen.

Desoyendo al falso orgullo,el corazón en su bregar
Fantaseando anticipa un: "espérame entonces, pues no te he dejado de amar"...

Tienes listas tus maletas, de tus cosas están llenas, perfumes, fotos y piezas de tu fina lencería, esa que de tu cuerpo, con mi boca despojaba...

Te la llevas sin tapujos, así como si nada!!

Igual que a los recuerdos, a los momentos de pasión plena...

Los besos y abrazos, las caricias bajo la luna llena
Se van contigo sin yo saber, si los atesora tu alma fría...

Más mirar al pasado lo sé, ya que caso tendría.

Te marchas vida mía, y me quitas sin permiso...
Con tu partida y fríamente lo que en un tiempo fue la razón,
del delirio de dos almas, cada una en su corazón
Preguntando quedose el mío: cual fue el mal que al tuyo le hizo?... 

Te vas y me dejas,sin pensar ni inquirir
En como yo le haré, para este vacío llenar...

Sabiendo que es una pena, que no podré sobrellevar
Debo acaso aceptar, que tengo que dejarte ir !!

El preguntarte primor mío, si acaso volverás, Supone para mí,
tratar de encajar en la duda...

De la morbosa intriga, ignorando lo que responderås...

Mejor guardo la añoranza, que esconde la esperanza muda.
Y sin esperar yá, lo que hasta sin querer espero...

De que vuelvas a mi lado sin haberte ido todavía
Como esperando quizá, que dijeses lo que escuchar quiero...

Es lo sé en pleno verano,
como desear del invierno su brisa fría !!

Vete ! Y no mires hacia atrás mi musa bella...
De mis versos la razón, de mis deseos la dueña por siempre.

Pues quizá pensando en el regreso, al mirar al cielo aquella estrella... 

Buscando en la noche oscura,
nunca jamás encuentres !!...

EL ALMA EN VERSOS……

Sigue poeta enamorado,
cautivando los amores...

Con denuedo y de continuo,
compartiendo tus pocas alegrías...

Tu lirismo cual ambrosía,
tu calidez a las almas frías...

Dime poeta de donde,
extraes la inspiración divina...

Para hacer renacer la vida,
y sacar de la nostalgia las espinas...

De aquellos que te leen,
Y por un momento el dolor olvidan...

Sigue poeta y no te detengas,
Pues una misión tienes,
y es menester cumplirla...

A los corazones con tus versos...
Alimentando su bregar de ilusiones

Mientras en irónica sinfonía,
cual amarga letanía...

El tuyo no entiende...

De su soledad las razones!!...

FEBRIL ROMERÍA, EN EL DESEO POR TU AMOR, QUIZÁ UNA UTOPÍA…

Estando mi espíritu,
en lontananza un día...

Escribiendo mis prosas me dijo la poesía...
Que eres mía!!
y así yo vivo;

Entre estas andanzas que a veces causan desvarío,
al imaginar y recrear tu figura, tus caprichos, mostrome el reverso de mi corazón mis versos...

De esta historia, pasional y tierna
Y cambiar acaso debo, un par de estrofas
que reinvindiquen la mofa que en tu alma supondría,
el leer mis cuitas, llenas por demás de letanías...

Más haciendo caso omiso, el corazón en su romería
Continúa dictando palabras, en vano intento por obviar la altanería,
y con esmero despertar un dejo en tu alma fría...

Acaso de inquietud alejando la cobardía
De que descubras en mi loar,
aquello que taladra a mis entrañas
La lírica diáfana, esa que desprecias con saña!!...

La cadencia al oído me susurra: "ten paciencia...
Como abad en abadía y olvidar debes jamás !!
Que de alguna manera, respuesta tú tendrás

Pues ni la ciudad de Roma...
se hizo en un día" !!...

undefined

TROVAS AL VIENTO..

Él era poeta,
ella de poesía nada sabía...

Él en su alma plasmar quizo,
versos y trovas...

El vacío corazón de ella se lo impidió;

Y como un triste juglar,
solo y sin amor quedó...

Cantando sus trovas a los atardeceres fríos,
compartiendo sus letras con aquellos que saben amar...

La brisa matinal un deseo le pidió: obsequiame tus versos, como la luz del alba te regalo yo".

Y poco a poco se fue el poeta alejando, buscando en lejanos lares la aprobación,
de aquella melodía que al irse iba entonando...

Melancólicos versos que en romántica rima,
A modo de despedida convirtió en canción...

Y quedose esperando el trovador,
en morbosa intriga, como cruel ironía,
que de las nueve musas una quizá vendría,
en rescate a su agonía, cual rauda saeta!!...

Desde el Olimpo Zeus impávido y en fragor... Aún el favor... 

Debiendo le quedó al poeta!!...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .