PUNTA DE LANZA: EL LIBERALISMO EXPERTO EN DIVIDIR

Senen González Vélez Editorialista

Lo vuelvo a repetir, soy un liberal de convicciones, independiente, que, durante muchos años, permanecí en el centro, con algunas coincidencias con la izquierda, las que hoy veo tan absurdas, que desaparecieron de cualquier mirada distraída de mi parte, ni si quiera de soslayo, ni menos por simple curiosidad.

Las circunstancias irreverentes de los oportunistas liberales, me corrieron para la derecha. – Desde que tengo uso de razón, siempre el gran partido liberal, ha tenido problemas para ponerse de acuerdo, de ahí, algunos fracasos electorales, que le costaron la presidencia, tal vez, con justa razón, por defender un valor supremo en lo humano, que los de hoy, no lo tienen, razón para que hoy día, hayan vendido el prestigio a beneficio de intereses personales.

Veo a mi partido, andar como limosneros, más en la búsqueda de puestos, permutas y trueques, que motivados por el interés de sacar adelante la patria y sus gentes pobres. Perdió su didáctica, y su dialéctica, de ahí la razón de sus  incoherencias, para no llegar al poder, y cuando llega, se alían a fuerzas oscuras, como lo hizo el nieto de un ex presidente, muy ponderado en Colombia, pero visto con recelo, y desconfianza, por la diplomacia norte americana.

-Pascal decía, que el hombre es la caña más frágil de la naturaleza, pero pensante. A pesar de tan sobresaliente condición, todo lo confunde, lo engañan sus sentidos, desde el uso de buena razón, hasta su propia imaginación. ¿Entonces que queda de esa caña pensante hoy día? No otra cosa, que su razón de ser, como simple caña, que producir guarapo y bagazo.  En términos costumbristas y populares, hablar paja.-

Razón tenía Pascal, cuando afirmó que el hombre finge un Dios a su medida, pues no habiendo podido curar la muerte, la ignorancia, la miseria y la pobreza, entonces se dedicó a ser feliz,  rascándose la barriga. Se dedicó al placer, al vino, las mujeres y la playa, a usar los últimos gritos de la moda, zapatos ferragamo, yates, lujos.

Toda esa evasiva, para no pensar en los humanos que viven en la pobreza absoluta, y como diría cualquier mal hablado, que se jodan los pobres, que tanto sufren, que los ricos, no. Eso es lo que hace Maduro en Venezuela, y los Castros en Cuba. Petro, Bolivar, Santos y su sequito ya lo están haciendo en Colombia.

No hay un solo comunista dirigente, que viva mal. Todos gozan de opulencia. En ese tipo de gobierno, cunde la felicidad, mientras que su población, se muere de hambre, por ello, se dispara en una violenta diáspora, a jugarse la huida, entre la vida y la muerte. Esa facción de liberales, que hoy son comunistas, asumieron esa posición hábilmente, para borrar el defecto, al robarse los dineros del Estado, de ahí el escudo, elaborado en una sutil metáfora: hacer el mal, como forma de hacer el bien. Mentiras del populismo, vocabulario infame de los comunistas.

Los liberales en fuga, son reductos podridos criminales, violadores de la ley y el orden, que le huyen a esta, y se van al comunismo, en donde todo se vale, y nada se castiga. Colombia, únete para derrotarlos. Se coherente, con tus anhelos de libertad y orden. Se Cabal, en tus convicciones.

Martes 19 del 2021. Sengove.-

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.