Covid-19: El imperio v/s el enemigo invisible

La parte más filosófica de la historia es hacer conocer las tonterías cometidas por los hombres

Voltaire
By Santos Miguel Gonzalez

Los Estados Unidos de América a estado presente en dos guerra mundiales y en múltiples intervenciones bélicas, venciendo a sus enemigos estratégicamente. Esta vez, el enemigo invisible está en ciudad de Nueva York, atacando con fuego cruzado.

La ciudad se ha convertido en el epicentro del país con más contagiados en el mundo, sin embargo, este enemigo es sumamente peligroso, tan letal que tendrá que vencerlo en una férrea batalla campal, desde las trincheras de un hospital.

El covid-19 arrasa muchas vidas silenciosamente y se desconoce qué persona lo puede portar y quien te puede contagiar. Esta enfermedad provoca neumonía, fiebre alta, tos seca,dolor de cabeza y problemas respiratorios con un periodo de incubación de 3 a 7 días con un máximo de 14 que a diferencia del SARS, es posible el contagio en la incubación por lo tanto se debe seguir la regla del distanciamiento entre las personas y en este momento es sumamente importante para preservar vidas.

Por lo tanto, las autoridades piden a sus ciudadanos que se queden acuartelados en sus hogares y que solo salgan a la calle para ir al supermercado o la farmacia en caso de emergencia. El toque de queda fue impuesto para evitar contagios, desde las 8 de la tarde rigurosamente para todos los ciudadanos. El estado actual de la ciudad que nunca duerme es de cuidado intensivo, bares, clubes, 25 mil restaurantes cerrados y 120 mil habitaciones de hotel deshabitadas. La economía de la ciudad se encuentra fuertemente lacerada, las empresas siguen cerradas y la producción perderá el 30 por ciento de sus producción para el verano, y si llega el otoño aproximadamente perderán el 75 por ciento según estimado por analistas financieros y 20 millones perderán sus empleos.

Por otra parte, el estado de la ciudad es crítico y las sirenas de las ambulancias siguen sonando en las calles solitarias de Nueva York y esto indica que los héroes anónimos atienden a los pacientes que llegan los hospitales de los tantos que hay en la ciudad. El equipo médico, no da abasto para atender a los pacientes y ya se encuentran exhaustos. Se estima que los ciudadanos que no tienen seguro médico pagarán una cuantiosa suma de 35, mil dólares por tratamiento y para aquellos que lo tienen, pagarán entre 9,700 a 18 mil según las complicaciones de cada paciente. Las estadísticas reciente indican que un total de 28 millones no tienen seguro médico, por consiguiente el gobierno federal informó que pagará el costo del servicio médico que será un alivio para todos en el país.

No obstante, en los pasillos de los hospitales, se encuentran muchos cadáveres y también se hacen malabares al improvisar otros lugares de última hora, debido a que las morgues tienen cúmulos de cadáveres que luego son transportados en montacarga para apilar sus cuerpos en vagones que serán enterrados temporalmente en parques de la ciudad para aligerar el flujo y luego se tratará con las familias según sea el caso. En otros países como China e Italia se tomaron otras medidas sanitarias. Los cadáveres fueron cremados sin velatorio para evitar nuevos contagios.

Si bien, se debe mencionar que algunos ciudadanos de Nueva York, no siguen reglas de aislamiento y no miden el impacto de la enfermedad donde siguen deambulando por las calles y los menos afortunados no tienen a dónde acudir, quedando a merced de la suerte o de la muerte. Sin embargo, otras personas en su sano juicio, cuidan de los suyos en sus hogares pero los pastores persisten con su afán de llevar la palabra de Dios a como dé lugar a sus feligreses y continúan congregando en las iglesias, exponiéndose a la peligrosidad de esta mortal enfermedad. El gobierno no los obliga al distanciamiento social y el aislamiento obligatorio por temor perder los votos de estos ciudadanos que están completamente en desobediencia. La enfermedad del coronavirus, no mide raza, color, género, estatus social o religión para atacar sigilosamente por lo tanto, todos debemos quedarnos en casa, con el fin de preservar la vida de futuras generaciones y nuestros seres queridos.

Colaboradora: Gema Sánchez México

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .