CULTURAL: Mary Shelley creadora de Frankestein y de escandaloso trío sexual

Pepe Sánchez
Periodista

Mary Shelley nació el 30 de agosto de 1797 en Londres., hija del  filósofo William Godwin y de la escritora y feminista Mary  Wollstonecraft

El poeta Percival Bishe Shelley, su esposa Mary -la autora de la  historia de Frankenstein- y Lord Byron fueron protagonistas de un  escándalo que hizo estremecer hasta los cimientos de la tímida y  conservadora sociedad de la Inglaterra del Siglo XIX

Mary Shelley

Víktor Frankestein, un joven nacido en Ginebra, enamorado ardiente  del estudio de la Anatomía y empecinado en dar con el principio y origen  de la vida, se traslada a Alemania e ingresa a la Universidad de  Ingolstadt.

Allí, se dedica a perfeccionar sus estudios, que al  final lo llevan a crear -a partir de restos de seres humanos- al  monstruo que lleva su nombre. 

Esta es la síntesis de la obra de Mary Ann  Shelley, una singular dama inglesa, pionera del género de novela de  ciencia ficcíón. En aquel lejano verano de 1816, ella, influenciada por  los avances de la electricidad logrados por el físico italiano Luigi Galvani, concibió la idea de que a partir de tal energía, podía lograrse  que un cadáver resucitara o crear un ser nuevo, con base en las partes  del cuerpo de diferentes muertos. 

Así lo cuenta David Guston, director de la Escuela para  el Futuro de la Innovación en la Sociedad de la Universidad Estatal de  Arizona, al portal Open Mind:

–Mary tuvo una gran influencia de personas que hoy llamaríamos científicos- dice. refiriéndose al hecho de la gran impresión que los  experimentos eléctricos, habían influido en la escritora. 

-Hay pruebas de que Mary vio demostraciones galvánicas, que eran populares entonces- añadió.

Pero dejando a un lado la novela -sobre la que se han hecho más de 90  representaciones teatrales desde hace dos  siglos y unas 80 películas-  la creadora, Mary Anne Shelley, llevó una vida muy agitada y causó  grandes escándalos en la cerrada, solemne y muy conservadora sociedad  británica de su tiempo.

Mary Shelley nació el 30 de agosto de 1797 en Londres., hija del  filósofo William Godwin y de la escritora y feminista Mary  Wollstonecraft.

Su progenitora falleció y eso pareció marcarla pues  siendo  “una niña se evadía en el cementerio de Saint Pancras, donde fue  enterrada su progenitora. Sobre su tumba aprendió a leer. Su padre  solía acompañarla junto a su hermanastra Fanny y practicaban lectura  sobre las lápidas”, cuenta la historia

En 1814, a los 16 años de edad, Mary abandonó su hogar y su país con el poeta Percy Shelley, con el que había iniciado una relación a pesar de estar casado. La  pareja viajó a Francia y a Suiza y comenzó su gran aventura.

EL MÉNAGE A TROIS DE LOS POETAS 

Los poetas británicos, Jorge Gordon (Lord) Byron y  Percival Bishe  Shelley superaron todo lo del siglo XIX. Estos poetas que revolucionaron  a Europa no sólo con su arte, sino con sus escándalos sexuales,  protagonizaron diferentes Ménages a Trois, (Amores de Tres) que  conmovieron no sólo a la reprimida Inglaterra victoriana del siglo sino  al resto del continente.

El Ménage a Trois no entraña el simple triángulo amoroso (dos mujeres  con un mismo amante o un hombre con dos mujeres), sino que exige un  poco más: la convivencia. Decía Shelley que el amor es “libre, requiere vida en común y tener todos los amantes que se quiera”. Y no hace discriminación entre hombres y mujeres.

Él quiso siempre ser protagonista de Menages a Trois. Lo intentó en  principio con su amigo Jefferson Hogg, pero no lo logró. Aquí entra en  juego, Mary Wollstonecraft -más conocida ahora como Mary Shelley  -creadora de Frankenstein- quien se negó de manera rotunda, pese a la  insistencia de su esposo.

Pero más adelante todo cambiaría

Shelley entonces, optó por otro tipo de trío. Llevó a su casa a la  hermanastra de Mary, Claire Clermont, a su vez amante de Lord Byron, a  lo que ella no opuso inconveniente alguno, sumándose a la idea.

Lord Byron, por su parte, también había asombrado a la mojigata  Europa de ese siglo XIX, mediante enormes escándalos, que motivaron su  destierro de Inglaterra y que se le prohibiera, de por vida, el regreso  al país. Su condición de bisexual, lo llevó desde muy joven a relaciones  indistintas, entre las que se destacan algunas con sus compañeros de  colegio y otras con sus primas más cercanas.

No es de extrañar que también fuese el eje de su propio trío. Este  triángulo estuvo integrado por él, su esposa Ana Isabelle Millblanke y  Augusta, hermana de Byron, con quien ya había tenido experiencias  incestuosas. Por cierto que cuando se casó con Anabelle –como se le  conocía en Inglaterra- le dijo: “Vas a saber que te has casado con el diablo”.

Según cuenta su biógrafo, William Haszlit, “las hacía concursar besándose y actuaba él mismo como juez y protagonista, sumándose a la orgía”. El  cine lo magnificó con la película española, Remando Al Viento,  producida por Gonzalo Suárez en 1987, en la que se describe la singular  convivencia.

Por eso, fue apenas normal que cuando Byron  conoció a su Shelley, se  formalizara el “triángulo perfecto” que ambos deseaban. Ellos dos  amándose entre sí, y a su vez siendo amantes de Mary.

De ahí salieron “Vampirismo”, elaborado por Polidori, pero atribuido  siempre a Byron y el inmarcesible Frankenstein, de Mary Shelley. Ambas  obras resultaron bestsellers-10.000 ejemplares vendidos en una sola  jornada- lo que hizo retornar a la fama a los escritores y que se  recrudeciera todo el odio que Inglaterra sentía hacia ellos. Las obras  de los tres, han traspasado las fronteras universales. Sus tesis hoy son  globales y las invitaciones tripartitas, ya son encontradas, sin  hipocresías, en los avisos clasificados de los periódicos, y más aún en  Internet..Shelley y Byron no terminaron allí.

Mares de opio, y los más desenfrenados refinamientos sexuales,  fueron, durante un año, la pasión única y absoluta del trío, al que se  entregaron en materia y espíritu. Este triángulo, en ocasiones se  convertía en pentágono, cuando se sumaban a él  Claire, hermanastra de  Mary y amante de Byron y el médico de éste, John William Polidori. Fue en una de esas escalofriantes noches, cuando Byron propuso que cada uno  escribiera un cuento sobre fantasmas.

 Protagonizaron un triángulo  aún más impactante: tres hombres amándose son una pasión sin barreras,  pero ese será otro relato.Resta agregar que Inglaterra, no permitió que  los restos mortales de los poetas, resposaran en el país, debido a la  rigurosidad victoriana.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .