CARTAGENA SE HUNDE, PERO SE PUEDE SALVAR…

SENÉN GONZALEZ VELEZ Editorialista

La inundación selló en agua de lluvia y mar por estos días, a la ciudad de Cartagena. Como si se tratara de la nueva Venecia, pero del Caribe.

Pasó de una curiosa visual, de desordenado jolgorio y de pintorescas ocurrencias, con escenas de libertad, honrando el “importaculismo”,  a un caso delicado, que va camino a grave, dramático y posiblemente peligroso.

Hablaba hace unos días con un amigo que conoce del tema, y me decía: Usted Senen, ha utilizado el nombre correcto. ¡SE HUNDE!, “PERO LE DIGO QUE TIENE SOLUCION”.  Naturalmente, ante su respuesta, saltó al ruedo, la mía. Y… ¿Por qué no se ha implementado la formula, para evitar el desastre? -Yo mismo la respondí:  Sencillamente, porque dicho estudio, hecho a cálculo de corto, mediano y largo plazo, esta engavetado en algunas de las oficinas de la alcaldía, desde hace años, porque las corrientes que inundan diariamente la heroica, que es de politiqueros, y corruptos, no les motiva, no les interesa ningún proyecto de esta magnitud, para la protección costera, y si en cambio, el de hacerse reelegir, para enriquecerse, para lo cual trabajan a corto, mediano y largo plazo bajo esa consigna. Ahí sí, el tiempo es justificable y da espera. Y… como yo conozco la idiosincrasia de la ciudad, que es buena para la crítica, el chisme, la envidia, y la arrogante vanidad, pero muy incompetente para buscar soluciones, no le faltara a la ineptitud, una buena dosis de imprudencia, que, con talante de egoísmo y estupidez, se piense y diga: ni se les ocurra hablar que la ciudad esta en riesgo, porque se desvalorizan los bienes, amén del catastro alto que se nos viene encima. Y, de otro lado, supongo, que hay angustia y preocupación entre los constructores que dirán algo parecido, porque podrían suspender la masiva de construir elevados edificios, por presionar presionar el sub suelo, y quien sabe si existan corrientes naturales de gas, que vayan al mar, y estas generen otro fenómeno, o que incremente las inundaciones, por taponamiento de los drenajes,  que a niveles iguales o menores, no hay soluciones, por los retornos..   

De otro lado, nos hemos olvidado del cambio climático, que, al producir deshielo en los glaciales, aumentan los volúmenes de agua en el mar, aumentando en milímetros, y eso incrementan las alturas del agua, que, en el caso de Cartagena, está por encima de su nivel. Esto nos obliga a pensar con seriedad, que tenemos obligatoriamente, que mejorar el nivel topográfico de la ciudad, como también construyendo barreras de contención marina. Son ocurrencias de mi parte sin fundamento científico, pero si creo que tengan su poquito de lógica. La experiencia holandesa nos puede ayudar muchísimo, razón para tenerla como recurso de consulta. Aun cuando en mi tierra arar, es como hacerlo en el desierto, porque advertir el peligro muchas veces, es como cobrar deudas, que resulta antipático, aun así, asumo el riesgo, a buena fe de evitar que los propietarios de inmuebles, pierdan sus propiedades por ahogo, en lugar de invertirle en mejoras, lanzándoles un salvavidas, para que floten.

Han pasado varios alcaldes, cuyas dedicaciones, más parecen caprichitos de bazar, muestrarios baratos de juguetería para exposición, que verdaderos ejecutivos con la capacidad, idoneidad y la honestidad para servirle a la ciudad que los vio nacer, y que trabajen, con verdadero profesionalismo, que se vea traducidos en buenos resultados. Hay excepciones, pero, la mayoría llegan a improvisar. No tienen programas de gobierno, y no conocen un ápice de administración y hacienda pública, por eso chambonean durante el tiempo para el cual fueron elegidos popularmente, y terminan el mandato en cero, y con posibilidades de ir a la cárcel.. No hay continuidad de buenas obras, pero si para inventarse otras cosas, en ocasiones innecesarias y en otras deshonestas. – Ahora tenemos como alcalde al Dr William Dau, personaje de contrastes interesantes, que enfrenta un ambiente de política corrupta, y que por tener que lidiarlos, denunciarlos, no deja de ser un tremendo  obstáculo para poder gobernar.- Por supuesto, en un medio de tira que jala, no es fácil desarrollar ningún programa de gobierno, razón por la cual, todos esos estudios, que están engavetados por otros alcaldes, podrían sufrir la misma suerte con el Alcalde William, a no ser, que debido al campanazo, que sonó con las inundaciones,  este haga un pare, y busque esos estudios, se reúna con el sector empresarial,  recurra a oceanógrafos, y científicos, expertos en la materia, y se dirija  al nivel central y luego convencer al gobierno de Duque que ayude, actúe.

El tema, no es para chichigüeros mentalmente, no, es un tema para visionarios y conocedores. Además, como en este caso, las sumas para ese asunto, son considerables, los buitres, estarán pendientes, para ver donde pican.  ¡Ah!, el Concejo, debe estar ahí presente, para que demuestren su espíritu ciudadano apoyando con neutralidad, lo que digan los conocedores en la materia y nada más. Que pongan el ojo, pero que no metan la mano, porque el asunto es para expertos, y científicos. – Cartageneros, desean salvar la ciudad, deja que actúen lo que saben y se ofrezcan de buena fe trabajar por la ciudad.  Lunes noviembre 16 de 2020.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .