Ansiedad al ataque…….

ARTURO HARO
Columnista

Hace mucho tiempo que no me daba tiempo de escribir, muy mal de mi parte, ya que nos damos cuenta que a veces la vorágine que representa el vivir todos los días nos lleva a no tomarnos un momento de tranquilidad para platicar de aquello que nos llama la atención y pues bueno aquí estamos de nuevo y que tal si lo aderezamos con un buen café expresso americano, como siempre, negro y sin azúcar para poder disfrutar el sabor al café.

¿Porqué puse el título de “Ansiedad al ataque”?, hace algunos días platicando con mi esposa me comentaba algo que estaba sucediendo con algunas personas que se encuentran en nuestras listas de contactos y obviamente por no evidenciar no diré nombres ni lugares, pero nos llamó mucho la atención que la ansiedad en las personas en estos meses se ha incrementado de manera exponencial a tal grado que les está afectando en la convivencia diaria con sus familias. Tenemos casos sencillos donde solo se expresa como una molestia reflejada en discusiones a un extremo en el cual ya no se puede habitar en la casa, es decir, tienen que adaptar la parte exterior del domicilio con una cama para poder conciliar el sueño. A ese grado hemos llegado en nuestro intento por sobre llevar algo que nos llegó del exterior y nos puso en una situación que no pensamos que nos pudiera ocurrir y eso es, perder la libertad.

Habíamos dado muchas cosas por sentado, no le dábamos la importancia que la libertad implicaba, el costo era muy bajo, no nos costaba, eran batallas ya ganadas que ahora se convertían en perdidas y nuestra mente no estaba preparada para eso.

Desafortunadamente esta ansiedad como lo comenté nos ha llevado a conflictos internos no solo con nosotros mismos sino con todos aquellos que nos rodean, por lo que es necesario retomar esas prácticas de relajación que tanto nos han recomendado.

No se puede vivir en un crescendo de ansiedad que nos puedan llevar a una situación que no queremos vivir, siempre estamos a tiempo de tomar buenas decisiones, el camino andado se puede desandar, así que te invito a que revises como está tu situación y si ves las señales que te dicen que algo está perturbando tu paz y tranquilidad, hagas un cambio de dirección.

Hoy te dejo este pensamiento….

“Camina plácidamente entre el ruido y las prisas, recuerda que la paz puede encontrarse en el silencio”

Yo seguiré tomando mi café y pensando en “la inmortalidad del cangrejo” por acá significa “no pensaré en nada relevante, solo disfrutaré el momento”, saludos y hasta la próxima semana.

Como siempre si quieres que platiquemos de algún tema en especial, mándame un mensaje y con gusto lo abordamos a la profundidad que quieras, que mientras tenga mi café, el mundo puede girar.

Arturo Haro Gómez

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .