Artemis, la jazzband femenina que asombra al mundo

TERESA FERNANDEZ HERRERA Prensa Especializada

Ellas componen un sexteto de famosas solistas y compositoras de jazz, premiadas por doquier. Ellas son la pianista y compositora canadiense  Renee Rosnes, directora de la banda; Anat Cohen, clarinetista excepcional, nacida en Israel, establecida en Nueva York; la norteamericana Nicole Glover y la canadiense Ingrid Jensen, virtuosas del saxo y la trompeta; al contrabajo la japonesa Noriko Ueda y a la batería la norteamericana Allison Miller. Casi todas han estudiado en el Berklee College, todas viven en Nueva York y todas, individualmente son compositoras e instrumentistas que ya han hecho historia. Como Artemis, un sexteto sin parangón.

Noriko, Anat, Nicole, Renee, Allison, Ingrid

El viernes 18 de febrero en la Sala de Cámara del Auditorio Nacional de Madrid dieron su único concierto en España, que puede considerarse como un estreno, dentro de una gira mundial. Con música basada en su álbum de 2020, Artemis, producido por la discográfica Blue Note. Verdaderamente ese día, a esa hora, había que estar en ese lugar, para no perderse algo irrepetible.

Del álbum, interpretaron The fool on the Hill, un arreglo de Ingrid Jensen de la composición de John Lennon y Paul McCartney. Big Top de Renee Rosnes; Step forward de Noriko Ueda; Goddess of the Hunt de Allison Miller y The sidewinder, un arreglo de Renee Rosnes de la canción de Lee Morgan.  

Completaron el concierto con dos composiciones de Renee Rosnes, un fragmento de Galápagos y Life does not wait; Hackensack de Thelonius Monk; Nocturno de Anat Cohen; Penélope de Wayne Shorter y A flower is a lovesome thing de Billy Strayhorn.

Si aún había que demostrar algo, ellas demuestran que la buena música no tiene género ni color, en este caso el jazz. Un grupo de mujeres blancas  que nada tienen que envidiar a jazzistas hombres, negros o blancos. En la grabación del álbum si estuvo la famosa vocalista negra norteamericana Cecile McLorin Salvant, sustituida después por la voz del clarinete de Anat Cohen.Y la saxofonista chilena Melissa Aldana, ahora sustituida por Nicole Glover. Diversidad convergente en el jazz con resultados incontestables.

Durante el concierto dialogaron a dúo, a trío a cuarteto. Siempre presentes el piano y la batería. Solos de cada uno de los instrumentos. Predominio de los instrumentos de viento, los que estuvieron en los orígenes del jazz. Hicieron tríos para la historia. Solos emocionantes de todas, pero si tuviera que elegir quizá me quedaría con el último solo de clarinete de Anat Cohen de A flower is a lovesome thing y con el solo de Allison Miller a la batería, de su composición Goddess of the Hunt, la diosa de la caza Artemisa,  hija de Zeus y Leto, que da nombre a la banda. La mitología griega siempre presente en las culturas occidentales, aquí el jazz unido a la historia que sucedió en la hoy turística isla Delos. Y uno más, el solo de contrabajo de Noriko Ueda de su composición Step forward. Y sobre todo, la presencia constante del piano de Renee Rosnes y de la batería de Allison Miller, como fondo, en diálogo, en solos.  Todas ellas son líderes, pero aquí ejercen la expresión coral, como debe esperarse de una banda.

El piano y el contrabajo son instrumentos de cuerda que se unieron a la interpretación de la música de jazz más tarde. El jazz nació con música de viento.  Precisamente durante este concierto me dí cuenta de la influencia instrumental del jazz en el flamenco de última generación. Piano, contrabajo, saxo, flauta, clarinete . Casi siempre intérpretes de jazz que vieron que sus voces podían ser también flamencas. O que directamente se dedicaron a la composición e interpretación flamenca, como ejemplos notorios, el piano de Dorantes y el saxo y flauta de Jorge Pardo y que me perdonen los otros muchos nombres reconocidos que fluctúan entre el jazz y el flamenco.

Volviendo al concierto de Artemis. Además de la extraordinaria interpretación musical, destacamos, la sabiduría en escena, de movimientos de las instrumentistas de la banda. Su expresión corporal, sobre todo, otra vez, la de Anat Cohen y Allison Miller. El sentido del humor de ambas, en especial de Cohen. La cohesión de la banda, su complicidad. La dirección sin liderazgo de Renee Rosnes.

Una noche para no olvidar.

Un comentario en “Artemis, la jazzband femenina que asombra al mundo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.