LA AVENTURA DEL TANGO: EL VUELO DEL CARDENAL

También guitarrista y arreglador, suele huir de los estereotipos e incursionar -feliz, con su registro atenadorado, su impecable afinación, su expresividad y su fraseo suave-, en el vals, la milonga, la vidalita, clásicos tangueros a los que incorpora aires andaluces y hasta con grupos de rock. Continúa leyendo LA AVENTURA DEL TANGO: EL VUELO DEL CARDENAL

LA AVENTURA DEL TANGO: CRUEL EN EL CARTEL

El pianista Atilio Stampone usaba para ambientar sus entradas en una audición de radio El Mundo, en Buenos Aires, allá por el año 1956, una melodía melancólica que había perfeccionado con el tiempo. Continúa leyendo LA AVENTURA DEL TANGO: CRUEL EN EL CARTEL

La aventura del tango: UNA GUITARRA DISTINTA

Siempre hay algún tontuelo que anuncia la inminente muerte del tango. Bobadas. Pocas veces como ahora se han visto, en Montevideo y en Buenos Aires, tantos jóvenes proyectando su obra renovadora para revitalizar con savia nueva, sin olvidar lo clásico, a la música popular ciudadana del Río de la Plata. Continúa leyendo La aventura del tango: UNA GUITARRA DISTINTA

LA AVENTURA DEL TANGO: Una Vida de Novela

Es tan larga y rica la peripecia del tango que, a veces, hay que hurgar en ella con morosidad de orfebre, con una paciencia casi religiosa, y extenuante, porque el premio son hallazgos que ofrecen un disfrute reparador. Continúa leyendo LA AVENTURA DEL TANGO: Una Vida de Novela

LA AVENTURA DEL TANGO: Que Te Garúe Finito

En abril de 1943 Aníbal Troilo actuaba en el cabaré Tibidabo, en Corrientes entre Libertad y Talcahuano –“Talca”, como decía Pichuco-, siempre acompañado, entre el público, por sus más íntimos amigos: Enrique Cadícamo, Cátulo Castillo, José María Contursi y Homero Manzi, entre otros. Continúa leyendo LA AVENTURA DEL TANGO: Que Te Garúe Finito

CAMBALACHE

Hay un tema, en la azarosa y extensa historia del tango, que busca un objetivo inalcanzable –quizás, quién sabe-: Cambalache, de Enrique Santos Discépolo (Buenos Aires, 27 de marzo de 1901 – 23 de diciembre de 1951), compuesto en 1934. Continúa leyendo CAMBALACHE

EL PIRINCHO MARAGATO

-¡Parece un pirincho! –gritó la partera, sorprendida por el pelo del niño que nacía, que la hizo imaginar a ese pájaro encrestado, así llamado, tan común en el Río de la Plata. Continúa leyendo EL PIRINCHO MARAGATO

Y TODO CAMBIÓ

Cuando el adolescente Julio De Caro fue echado de su hogar por su padre, don José, por haber aceptado sin su autorización tocar el violín con Arolas, sólo sus hermanos sabían que un año antes, quinceañero apenas, había debutado nada menos que con la orquesta de Roberto Firpo: fue su gran comienzo, a hombros de la barra de amigos del barrio. Continúa leyendo Y TODO CAMBIÓ

DE LA MANO DEL LUNFARDO

-Mientras la catriela esparaba al otario, su chomita metía los garfios de sotana y afanaba una música a la gurda. Continúa leyendo DE LA MANO DEL LUNFARDO