LA AVENTURA DEL TANGO: Ese Café Inmortal

Escribió Baldomero Fernández Moreno en un recordado poema: -¡Cuántas veces,/ oh padre, habrás venido/ de tus graves negocios fatigado,/ a fumar un habano perfumado/ y a jugar al tresillo consabido! Continúa leyendo LA AVENTURA DEL TANGO: Ese Café Inmortal

LA DAMA DEL TANGO

Un ignoto admirador la condecoró, como si quisiera darle a una cédula de identidad arrabalera un toque distinguido, “la dama del tango”, emulando el respetuoso apodo con el que había sido honrada, mucho antes y en Buenos Aires, la inolvidable Mercedes Simone. Continúa leyendo LA DAMA DEL TANGO

LA AVENTURA DEL TANGO: Que Te Garúe Finito

En abril de 1943 Aníbal Troilo actuaba en el cabaré Tibidabo, en Corrientes entre Libertad y Talcahuano –“Talca”, como decía Pichuco-, siempre acompañado, entre el público, por sus más íntimos amigos: Enrique Cadícamo, Cátulo Castillo, José María Contursi y Homero Manzi, entre otros. Continúa leyendo LA AVENTURA DEL TANGO: Que Te Garúe Finito

LA AVENTURA DEL TANGO: EL VIOLÍN CORNETA

Duerme mi violín/ en un mortal final de hollín,/ sentimental/. De los salones,/ tras un sueño de cristal/ y de almohadones,/ todo fue aserrín y soledad/ tras la verdad del mundo ruin….. Continúa leyendo LA AVENTURA DEL TANGO: EL VIOLÍN CORNETA

La aventura del tango: SAINETE Y TANGO

Todos los que cargamos determinada edad sabemos –o, tal vez mejor dicho, hemos sido persuadidos por años de investigación- acerca de la estrecha relación que hubo en el Río de la Plata entre el sainete y el tango, básicamente entre mediados de la década de 1910 y principios de la de1950. Continúa leyendo La aventura del tango: SAINETE Y TANGO

LA AVENTURA DEL TANGO: EL POTRILLO DE DURAZNO

-El primer pianista de Héctor Varela fue Atilio Stampone, pero se fue pronto, no era su estilo. Entonces apareció “El potrillo”, todo un personaje. Continúa leyendo LA AVENTURA DEL TANGO: EL POTRILLO DE DURAZNO

LA DESGRACIA JOVEN (I)

Bonita, alta, rubia, de soñadores ojos claros y un talante natural de delicadeza y distinción, pasó demasiado brevemente por el tango: una ráfaga de fresca belleza. Murió a un par de meses de cumplir treinta años. Continúa leyendo LA DESGRACIA JOVEN (I)

EL GENIO Y LA FURIA (II)

Hay una frase de Julio Nudler que, tal vez, sintetice la dimensión de Astor Piazzolla en la historia del tango, al tiempo que describe lo que ha estado ocurriendo después: -Piazzolla no es sólo el músico de tango más célebre del mundo, sino también un compositor cultivado por notables concertistas internacionales, conjuntos de cámara y sinfónicas (…) Es posible que haya llevado el tango hasta … Continúa leyendo EL GENIO Y LA FURIA (II)

EL GENIO Y LA FURIA (I)

-Sí, es cierto. Soy un enemigo del tango, pero como ellos lo entienden. Siguen creyendo en el compadrito, yo no. Creen en el farolito, yo no. Si todo ha cambiado también debe cambiar la música de Buenos Aires. Somos muchos los que queremos cambiar el tango, pero estos señores que me atacan no lo van a entender jamás. Yo voy a seguir adelante a pesar de ellos. Continúa leyendo EL GENIO Y LA FURIA (I)

EL REY DEL COMPÁS

Pocos músicos de tango fueron, a lo largo de su vida y porteño de pura cepa, tan amigables con Montevideo, adonde llegaban con la frecuencia de un visitador médico, como aquel flaco encorvado, narigón, ojeroso, suerte de saco de nervios y amante fiel de la ruleta del Casino Carrasco. Continúa leyendo EL REY DEL COMPÁS

EL PIBE DE LA PATERNAL

-Yo siempre quise tocar la melodía, para mí esencial, con delicadeza. Por eso llené la orquesta de violines y un violoncelo, para equilibrar a los bandoneones. El bandoneón no es un instrumento completo y si son muchos ensucian el sonido. Continúa leyendo EL PIBE DE LA PATERNAL

LAS PUNTAS DE LA PIOLA

En el lejano origen de la poesía del tango el primer paso fue dado por el lunfardo. Paso largo. Continúa leyendo LAS PUNTAS DE LA PIOLA

JOSÉ MARÍA CONTURSI

Entre otras imágenes, el llamado “mayor poeta sentimental del tango” describió: “Cuántos, cuántos años han pasado,/ grises mis cabellos y mi vida,/ loco, casi muerto, destrozado,/ con mi espíritu amarrado/ a nuestra juventud…” (“Cristal”). Continúa leyendo JOSÉ MARÍA CONTURSI

ENRIQUE CADÍCAMO

Volvieron en barco desde España a Buenos Aires, la mañana siguiente: amigos íntimos y compinches de viajes locos. A la noche, Cadícamo le había dicho a Cobián: -Tengo ganas de una última aventura con una linda gallega. Voy pa’l cabaré. Continúa leyendo ENRIQUE CADÍCAMO